S I N E R G I A

Mentoring

finanzas

Nuevo IVA para el comercio electrónico, y vamos a contarte cuáles serán los principales cambios que va a sufrir este IVA para el sector del Ecommerce.

La Comisión Europea ha replanteado las condiciones de recaudación fiscal dentro de la Comunidad, buscando con ello simplificar el proceso y evitar pérdidas de ingresos en concepto de impuestos.

¿CUÁNDO SERÁ EFECTIVO?

Desde el próximo 1 de julio de 2021 las empresas dedicadas al comercio electrónico se verán afectadas por este cambio en la manera en la que pagan el IVA en cada país de la Unión Europea.

¿QUÉ DIFERENCIA HAY CON LA TRIBUTACIÓN ACTUAL?

Los ecommerce aplican el IVA del país de origen en sus operaciones intracomunitarias, mientras que las ventas fuera de la Unión Europea se encuentran exentas. Sin embargo, cuando los totales de facturación anual a un Estado de la Unión ascienden a cierta cantidad, es necesario darse de alta ante el organismo fiscal de ese país y gravar el impuesto según sus condiciones.

Esta modificación del nuevo IVA para el comercio electrónico permitirá que se pueda pagar este tributo en todas las ventanas en una única declaración y, además, se podrá hacer en la administración de su país de origen. De esta manera, se agilizarán los trámites, ya que no tendrá que hacerse una declaración distinta en cada uno de los países en los que operen estas compañías.

También quedará derogada la exención en el IVA para los paquetes entregados dentro de la Unión Europea cuyo valor no supere los 22€. De esta forma se evita la posibilidad de fraude en la declaración de los productos adquiridos.

A modo de esquema, la situación quedaría de la siguiente forma:

  • Se establece un importe único de 10.000€ al año en transacciones con cualquier Estado miembro. De este modo, toda empresa que realice ventas iguales o superiores a esa cantidad deberá gravar sus productos con el IVA del país de destino. Por debajo de este umbral, se puede continuar aplicando la tasa impositiva del lugar de origen.
  • Una ventanilla única: El sistema se encargará de remitir la tributación recaudada al Estado comunitario que corresponda. Esto evita tener que darse de alta ante la administración de fiscalidad de cada país en el que se alcance el límite de ventas.
  • Todas las importaciones que se hagan desde fuera de la Unión Europea serán gravadas con el impuesto del país de destino, a excepción del pago de derechos de aduana para aquellas que no alcancen los 150€.

En relación a este u otros cambios o acciones a seguir ante la gestión de tu negocio, nosotros te asesoraremos en todo lo que puedas necesitar.

Últimas noticias

Deja tu comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información.
Privacidad