S I N E R G I A

Mentoring

desarrollo

Las empresas debemos estar en sintonía con el cloud computing («la nube») eligiendo un buen alojamiento web, y su realidad de menores costes, mayor agilidad, escalabilidad sin fin y simplicidad en la gestión. Sin embargo, no todos los que se suben a la nube acaban teniendo los resultados esperados.

Es más, en muchos casos, algunos acaban sufriendo consecuencias inesperadas y bastante desagradables, desde litigios judiciales hasta millones de euros en pérdidas por un servicio que, aparentemente maravilloso, acaba por convertirse en la peor pesadilla de la empresa.

En el momento que tomamos la decisión, el acierto de una óptima migración a la nube está en elegir un proveedor de alojamiento web correcto, ya que es en quien vamos a confiar la base de nuestro desarrollo.

LOCALIZACIÓN

La localización es un punto esencial que deberemos tener en cuenta a la hora de contratar un servicio cloud, tanto si pensamos mover y almacenar datos sensibles como si no, ya que la legislación es extremadamente rígida a la hora de tratar determinados datos fuera de las fronteras nacionales y/o comunitarias.

En ese sentido, el Reglamento General de Protección de Datos obliga a almacenar los datos personales de ciudadanos europeos en centros de datos dentro del mismo continente europeo, algo que tendremos que tener en cuenta a la hora de seleccionar a nuestro proveedor.

La localización también es clave a la hora de centrarnos en prestaciones más técnicas ya que, con el auge de más y más servicios conectados, la cercanía del centro de datos de nuestro proveedor con el punto final donde se consuma el servicio es fundamental, especialmente en tareas que requieran de latencias mínimas.

SEGURIDAD

Tendremos que asegurarnos de que el proveedor en cuestión tenga sistemas para detección y prevención de intrusos, cortafuegos, etc.

La seguridad en la nube es similar a la seguridad de los centros de datos en las instalaciones, sólo que sin los costos de mantener instalaciones y hardware.

Con los proveedores actuales, en la nube, no hay que administrar servidores físicos ni dispositivos de almacenamiento. En la nube se usan herramientas de seguridad basadas en software para monitorizar y proteger el flujo de información que entra y sale de los recursos en la nube. Por este motivo, la seguridad en la nube suele ser una responsabilidad compartida entre el cliente y el proveedor, donde los clientes son responsables por la “seguridad en la nube” y el servicio de almacenamiento es responsable por la “seguridad de la nube”.

ESPECIALIZACIÓN

No podemos obviar que no todos los negocios son iguales y, por ende, sus necesidades de servicio cloud tampoco. En ese sentido, deberemos elegir un proveedor que comprenda nuestras necesidades específicas.

El proveedor debe ofrecernos mecanismos concretos que faciliten la implementación, administración y actualización de nuestro software y sus aplicaciones.

Desde Sinergia Cloud, nuestro departamento de servicios de alojamiento web, vas a contar con información clara y total de cada una de nuestras opciones, así como del asesoramiento correspondiente para elegir la mejor opción de hosting.

Además, cuenta con un equipo multidisciplinar que te guiará y acompañará desde el inicio, dotanto a tu empresa de capacidad de evolucionar, sin que tengas que desviarte lo que se te da bien, y no teniendo que invertir capital ni hacer grandes gastos iniciales.

Nos adaptamos a ti.

Déjanos tus datos y hablamos.


¿Cómo te podemos ayudar?

Últimas noticias

Deja tu comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información.
Privacidad